Google No aprendemos

20 de enero de 2011

Orteguería IV: el arte del pinganillo

Sospecho que esto del pinganillo senatorial, tan criticado estos días en todos los medios, no está recibiendo un juicio justo, como expresión artística que es, pero me queda la tranquilidad de saber para mis adentros que la historia lo recordará en su merecida magnitud. Acaba de nacer el arte del pinganillo, suerte de tropelía que se comete con desmedida sinrazón para adornar el distanciamiento de la clase política.

Ya lo decía Ortega:

La primera acción artística que el hombre ejecutó fue adornar, y ante todo adornar su propio cuerpo. En el adorno, arte primigenio, hallamos el germen de todas las demás. Y esa primera obra de arte consistió sencillamente en la unión de dos obras de la naturaleza que la naturaleza no había unido. Sobre su cabeza puso el hombre una pluma de ave o sobre su pecho los dientes de una fiera, o en torno a la muñeca se ciño un brazalete de piedras vistosas. He ahí el primer balbuceo de ese tan complejo y divino discurso del arte.


Ignorando miles de años de evolución, el hombre ahora, recreándose en el lodazal que pisa con enfermiza terquedad, ha decidido colocar en sus orejas el pinganillo, un elemento que ni la naturaleza ni la sociedad habían unido antes porque nunca hizo falta.

Continúa Ortega:

¿Qué misterioso instinto indujo al indio a poner su cabeza una lucida pluma de ave? Sin duda el instinto de llamar la atención, de marcar su diferencia y superioridad sobre los demás. La biología va mostrando como es aún más profundo que el instinto de conservación el instinto de superación y predominio.

Aquel indio genial sentía en su pecho una confusa idea de que valía más que los otros, de que era más hombre que los otros.


Más allá de la supina estupidez que supone, disponiendo de una lengua común, dificultar el entendimiento en una cámara de representantes cuya función debe sustentarse precisamente en el diálogo, lo más preocupante del asunto es que en el origen del sinsentido subyaga el sentimiento de superioridad de quienes cometen el dislate.

Estos indios del gobierno que sufrimos nos contemplan desde sus baluartes, pinganillos en ristre, desafiando nuestra capacidad de aguante. Y nosotros no aprendemos.

Y todavía hay quienes aplauden la aberración en aras de la pluralidad. Políticos y periodistas que también se burlan desde sus atalayas de las miserias del pueblo. Una cámara plural es aquella en la que sus miembros, diversos en su parecer y en sus intereses, comparten un parlamento en el que expresar sus diferencias para poder alcanzar algún acuerdo. Si ponemos trabas a esta capacidad de entendimiento, la cámara dejará de ser útil. ¿Se han creído que somo imbéciles o lo somos realmente? Nos acordaremos al ir a votar... ¿a que no?
Leer más...

13 de enero de 2011

El indigno Mou

He aguantado varios meses manteniendo a Jose Mourinho alejado de este aliviadero pero creo que ha llegado el momento de traerlo, habida cuenta de que la FIFA le acaba de otorgar un reconocimiento mundial por el que “competía” con Vicente Del Bosque y Josep Guardiola, auténticos dioses del olimpo balompédico. Aunque ya el título de estas líneas refleja, creo, muy claramente mi opinión sobre este individuo, voy a explayarme un rato, que para eso estoy en mi barca.


No recuerdo si fue en la primera rueda de prensa que dio o en la segunda, pero este hombre ya me dejó claro nada más llegar que no es merecedor del banquillo del Madrid. Banquillo este al que, perteneciendo a uno de los equipos de fútbol con más seguidores en todo el planeta y en cuyas estrellas se miran millones de niños por los cinco continentes, no le basta un profesional eficiente. El Real Madrid necesita un director de orquesta que, además de conseguir resultados, represente con dignidad la grandeza del club al que representa, exactamente igual que todos y cada uno de los jugadores que vistan la camiseta blanca. Es una responsabilidad añadida al cargo.


En lo deportivo no le discuto nada, pero a Mou no se le debería permitir ir ensuciando el nombre del Madrid por todas las televisiones del mundo.Hay que venderlo al Inter ya.


Me cuesta creer que Florentino no se haya dando cuenta ya, pero creo que ha invertido un dineral en el peor relaciones públicas que podía traer. Y lo ha hecho, para más inri, coincidiendo con que el Barcelona tiene a uno de los mejores, Guardiola, y además el equipo juega que da gusto verlo, con lo que el Madrid puede volver a no oler ni un título este año. Y lo ha hecho, para más colmo si cabe, después de haberse deshecho tiempo atrás del mejor embajador que podía haber soñado jamás, Del Bosque. Los dos, Guardiola y Del Bosque, han demostrado ser dos colosos de los vestuarios, tanto o más que el portugués, pero sobre todo han demostrado ser dos caballeros y dos referentes del propio deporte del balón. Florentino se puede equivocar, no sería la primera vez, pero me sorprende que la FIFA le conceda su piruleta de oro a Mou, aunque ya sabemos el cariño que le tienen a España.


Al fichaje de Mourinho hay que sumar otra desinversión en imagen, la de “Zizou”. El gran Zinedine Zidane, miembro de ese selecto olimpo de dioses del fútbol de todos los tiempos y ejemplo de corrección, ha sido anulado por el entrenador espectáculo, de compostura más propia para la barra de un bar, con todos mis respetos, que no para servir de ejemplo a generaciones enteras de chavales. Muy cara esta campaña de desprestigio. Aparte también, el coste de oportunidad: el dinero que se dejará de percibir cuando toda una generación sea culé en lugar de madridista.


Los complementos son perfectos: un Ronaldo que genera incluso más rechazo que su entrenador (pero que como es un crío recibe más indulgencia) y una cuadrilla lujo que ha ido contagiándose de los malos detalles: piscinazos en las áreas, desaires al árbitro, tanganas con los otros jugadores… esas cosas que ahora repiten cada vez más Di María, Pepe y Marcelo, por mencionar algunos, con el consentimiento de la casa. Una vergüenza.


Ya escribí hace mucho aquí lo que opino sobre el hombre ejemplar, esos personajes que estamos ensalzando para servir de referencia a nuestros hijos. Luego nos sorprenderemos con las noticias del telediario. No aprendemos… y además, algunos son unos irresponsables, señor Pérez. Que vuelva Del Bosque.

Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...