Google No aprendemos

13 de octubre de 2005

¿Quién quiere la guerra?

¿A quién le puede interesar que los españoles nos vayamos a la cama con ganas de decirle cuatro cositas al vecino? La España del 2005 es un calco de la España de 1934.

Porque no sé si es que nadie se da cuenta, pero aquí acabamos a guantazo limpio. El huracán mediático de las huestes socialistas ha soliviantado a los guerreros de la paz, el clan de los Losantos, los ha cabreado y les ha empujado a movilizar a las mentes mejor amuebladas de España contra la opresión de la estupidez.

Y es que la estupidez oprime mucho, la verdad, y cuando se la ve tan crecidita justo al lado de uno, pues cabrea. Y cuando se contempla como algunos se dedican a alimentarla, indigna. Vamos, que parece milagroso que todavía la gente sonría por la calle. Deben ser los que no se acuerdan, los que prefieren no enterarse, los que andan tan preocupados por sus lentejas que no ven la que se nos viene encima... deben ser los españoles.

Estas gentes elegidas para gobernarnos están acumulando tal cantidad de despropósitos, tal cantidad de insensateces, de faltas de respeto, de sentido común, de incongruencias, de ridículos, ofensas y demás zapatereces, que van a conseguir que los pacíficos españolitos nos cabreemos tanto que terminemos buscando la justicia cada uno donde la crea encontrar, bien sea escondidos en una turba encendida por el odio, bien sea con la cara al descubiertos escondidos tras la posesión de la razón, que esa abandera la causa de muchos quijotes que, unidos, no queramos saber dónde pueden llegar.

2 comentarios:

Mars Upial dijo...

Hola Barquero.

Muy de acuerdo contigo aunque espero que seas un nefasto predictor. Lo que a mí me molesta no es sólo la opción que han elegido de desenterrar viejos fantasmas, airearlos y soliviantar a media España, lo peor es que, abusando de su manejo mediático, se empeñan en contarnos que somos los demás los que crispamos, los intolerantes, los fascistas... porque no tragamos con sus gilipolleces ni con su intención de reescribir la Historia.

Ojalá te equivoques. Prefiero discutir eternamente con quien piense distinto a mí que imaginar a mis hijos empuñando un arma. Espero que todos hayamos aprendido de nuestros abuelos y de lo que ocurrió aquí hace 70 años para no dar pie a repetir la historia. Me da escalofríos.

Un saludo.

Mars Upial.

El Barquero dijo...

Gracias Mars Upial. Esa es otra... tiran la piedra, el piedro y el piedrurín y en lugar de esconder la mano, sacan las dos para señalar al de enfrente, con el canto todavía clavado entre los ojos, y le acusan del cantazo...

No creo que lleguemos a tanto pero... quién vive de este teatrillo? para qué dos españas?

Y lo de verdad preocupante... cuánta gente se da cuenta del juego y cuántos se dejan llevar sin pensarlo? Porque los que se dejan llevar son los que se lían a guantazos el primer día que se levantan de mal café.

Que tras el 14-M he visto miradas de odio que no recordaba ni en el cine...

Confiemos en la humanidad, pero sin bajar la guardia, que ya la hemos visto equivocarse más veces.

Saludos cordiales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...