Google No aprendemos

20 de marzo de 2007

Los momentos de Garzón


El superjuez lo ha visto claro: es el momento de juzgar a Aznar. Como los españoles estamos todavía lejos de la segunda guerra civil, vamos a darles un empujoncito. Podemos coger al mejor presidente de nuestra historia democrática y sentarlo en el banquillo de los acusados para escarnio público... a ver qué pasa.

Qué visión tiene este hombre. Maravillado me tiene. Cómo elige los momentos. Qué manejo de los tiempos. Ríase usted de los juegos con la métrica de Stravinski. Garzón lee la partitura de España como nadie.

No convirtamos en mártir al asesino etarra de la huelga de hambre, hagámoslo mejor con José María Aznar, que sólo tiene diez millones de incondicionales. Qué tío. Hay gente que por cobrar el seguro es capaz de quemar su casa sin levantarse del sofá.

Pues no es momento, mire usted, señor Garzón. Ya es mala suerte, con lo listo que es usted y acaba de escribir historia sin hache... y delante de toda la clase.

Vamos a tener que revisar esas manecillas si queremos seguir elijiendo así los momentos, señorete mío, no vaya a ser que en mitad de una cena de gala decida usted que "es el momento de darse una ducha" y monte el espectáculo entre plato y plato. Que estas cosas son muy traicioneras, oiga, que puede uno encontrarse en pleno desarrollo de las artes amatorias y sucumbir a un "es el momento de evacuar" repentino. Y a ver quién recoge luego las sábanas, que no siempre van a estar ahí Pepín Blanco y Llamazares. Esto de los momentos tiene esas cosas, si no se controlan bien le pueden costar a uno un disgusto.

Yo ya no me pienso alterar por nada, como he repetío aquí siene y siene de vese. Pero reirme me pienso reir un rato, que para esto está aquí todos estos payasos, digo yo. De todas formas, esta momentánea estupidez debe dar miedo a más de uno. El Libertad Digital era portada hace un rato y ahora está escondida bajo unas declaraciones de Aznar sobre el caos que reina ahora mismo en Irak, precisamente por culpa de las guerras civiles que nos quiere traer el Partido (ejem) Socialista (JA, JA, JA) Obrero (¡que me troncho!) Español (JUA, JUA, JUA -palmeándome ostentosamente la rodilla-). En LD saben que esto puede jorobar la serenidad que estábamos alcanzando. Me da a mi que es una trampa, pero de patio de colegio, no de personas adultas a las que se les presupone un poco de responsabilidad. Como diría Maxwell Smart: mmm, el viejo truco juzgar al presidente de media España... Pues a mi tampoco me van a engañar, que para eso disfruté toda la serie.

Los tribunales internacionales se podrían abarrotar de errores bienintencionados y de gentiles engañados si tomáramos ese camino. Decir ahora esa sandez, aparte de embriagar a los tres cenutrios de siempre que intentan esconder su incapacidad, puede llegar a convertirse en un detonante más por el que a lo mejor sí que tendríamos que pedir responsabilidades.

Hay que pensar un poco más, Baltasar, cariño, que si quieres convertirte en una celebridad no puedes hacer el ridículo de esta manera. Que pareces un Rodríguez cualquiera, hombre, que no aprendemos.

3 comentarios:

Mars Upial dijo...

Admiro el tono que has usado para tu post. Y luego, como siempre, dicen que somos nosotros los que crispamos.

En cuanto han visto a la gente motivada, en Madrid, en Navarra... han tocado la campana y al unísono han recurrido a repetir una de las piezas más vitoreadas en el pasado reciente: Irak. Lo increíble es que un personaje como Garzón que gozaba de cierto prestigio, bien es verdad que cada día menos, se preste a participar también en este juego.

En fin...

Así está Murcia dijo...

¿es el momento de juzgar a Aznar? claro que sí, es que ya está bien, un hombre que ama a España, que la defiende siempre, que la puso en lo más alto a nivel internacional, y que avanzó enormemente en todos los campos, ¿eso no es delito?

Personalmente, veo más cerca a Zapatero del delito de traición

El Barquero dijo...

Gracias Mars, pero es que es verdad que todo esto me parece un "reality show" más de esos y que su único resultado, aparte de que los protagonistas ganen pasta (en este caso votos, portadas...), es que los españoles nos cabreemos.

No es por nada, pero yo tengo cosas mejores que hacer.

Coincido contigo, amigo murciano. Intenciones aparte, Rodríguez le ha dado la vuelta a los valores más básicos y los ha tirado por el suelo. Eso sí es un delito... y contra la humanidad. Gracias por tu visita.

Estos no se enteran de que estamos donde estamos gracias a Aznar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...