Google No aprendemos

15 de marzo de 2007

Ya no me gusta la política, ¿os lo había dicho?

El cambio de versión de Blogger no ha ayudado mucho, la verdad, pero sobre todo, la culpa de que haya pasado tres meses sin escribir aquí la tienen los políticos y los periodistas. Para que voy a disimular. A mí, estos politicastros que abanderan las grandes cuestiones de cada día me parecen un poquito chufleteros. Sospecho que ninguno, sobre todo con unas elecciones a la vuelta de la esquina, está dispuesto a salir de la espiral guerracivilista y prestarnos a los españoles un poquito de atención.

Ya expliqué una vez porqué soy antizp, pues si no llega a ser por el discurso de Rajoy en la manifestación del sábado, lo mismo termino escribiendo también porqué soy antirajoy. Afortunadamente, el hombre me ha hecho recuperar un poco la esperanza de contar con una opción real frente a la degradación socialista. Pero el problema sigue ahí. Y sigo pensando, no con tanta preocupación como entonces, que estamos como cuando arrancó esta bitácora hace año y medio: enfrentados. No divididos, no, ni fracturados, por así decirlo, no... ¡enfrentados!

Evidentemente, no sé si viviré hasta los 80, 90, ¿100 años? No lo sé. Puede que mañana mismo me atropelle un autobús o que el médico me diagnostique una enfermedad terminal. Sinceramente, mi vida vale mucho más que lo que los políticos y los periodistas quieren convencerme de que vale. Si se han creido que me voy a pasar los años que me quedan aquí peleándome con el vecino, van listos.

Yo entiendo que con el éxito de los grandes hermanos, las operaciones triunfos y los corazones de primavera, verano y entretiempo, hayan visto el filón y se hayan lanzado todos a colocarnos lo último en nuevas tendencias, la creatividad mediática, el programa de moda: la segunda guerra civil. Habrán pensado, "si les gustaba aquello, esto les va a encantar, a ver qué conseguimos". Los estudios de mercado les dan la razón. Estamos crispados. Unos días más, otros menos, unos lo llevan mejor, otros peor.

La pena es que es muy difícil mantenerse al margen. Lo es para el común de los mortales, imagínese para un político. A mi me hubiera gustado que Rajoy no entrara tanto al trapo, que los mensajes populistas hubieran sido menos, que el juego se hubiera quedado en los periódicos. Ya sé que es muy complicado mantenerse firme frente a la provocación, que luego te tachan de blando. Yo mismo he dicho alguna vez que prefiero la caña que le pega Esperanza Aguirre a Simancas, que la postura de Rajoy con Rodríguez. También es verdad que no es lo mismo sacudirle al opositor regional que al presidente postatentado. El primero es un saco de gimnasio que parece disfrutar con los golpes, porque además se ríe cuando la presidenta lo humilla (¿encefalograma plano?), pero el segundo es algo más escurridizo. Eso sí, Rodríguez es un saco mucho más gordo. Cada metedura de pata hace crecer la diana de los golpes. Es imposible fallar.

Pero no nos engañemos. Políticos y periodistas (qué bajo ha caído la profesión) están alimentando el odio. Que lo hagan unos iletrados no me extraña, que lo hagan unos líderes me preocupa y que lo haga cualquiera con capacidad para mover a las masas me parece una irresponsabilidad.

Los socialistas y sus medios afines lo aprovecharon para ganar unas elecciones. Los populares y demás gentes de orden (que aunque suene antiguo existe y nos diferencia a unos de otros) se dejaron llevar por la primera y natural reacción y, sin darse cuenta, se metieron en la espiral. Ha pasado el tiempo, los unos siguen siendo unos incompetentes revanchistas, pero enfrente a mi me gustaría que tuvieran un muro de piedra. Un muro como el que formábamos los cientos de miles (los que fueran, sin entrar en guerras de cifras) de personas el sábado en la calle. Un muro que le dejara claro al iluminado de Rodríguez que por aquí no se pasa. Y punto.

Un muro que siempre le recordara al presidente que "es usted un incompetente por esto, por esto y por esto" y ya. Creo que está más que probado que no hace falta dar la matraca todos los días en la prensa para llenar la calle de gente diciendo NO. Tal y como están las cosas una simple convocatoria abarrota cualquier ciudad.

Afortunadamente es la propia gente la que está suavizando la postura de los líderes. La demostración de civismo de la manifestación del sábado es de vuelta al ruedo como poco. Que tomen nota todos. Que tomen nota los periodistas también. Ahora soy más optimista, la verdad. Creo que la moda se puede terminar por aburrimiento de los espectadores.

Además, ojo con ofender y faltar el respeto. Es verdad que por ahí andan sueltas 11 millones de personas que pusieron su voto en una urna para traernos estas desgracias, pero insultándolos sólo conseguimos que digan eso de "ya, pero es de los nuestros" y busquen también la confrontación. Ya no les importará que su presidente sea un desgraciado, le votarán más incluso para devolver los insultos del otro lado. Hay que insultar sólo a Rodríguez, a Pepiño, a RuGalcaba... que no aprendemos. Más amplitud de miras, por favor, que perdemos la perspectiva.

4 comentarios:

Mars Upial dijo...

Malegro que hayas recuperado el optimismo, aunque el post no te ha salido muy optimista que digamos.

Un abrazo.

Mars Upial

El Barquero dijo...

Es que hasta hace dos días estaba asqueado de ver como pasaban sobre mi cabeza cuchillos en una y otra dirección.

Hace falta más imaginación y mucha valentía para comportarse como señores. Dando caña, pero como señores. Y eso se está perdiendo.

Algunos nunca lo conseguirán, pero como todos se comporten igual, van a perder mucho respaldo.

Creo que las cosas están cambiando pero no voy a hacer como los del Madrid, que ya están sacando las campanas de la gloria y lo único que hicieron el otro día fue parecer un equipo por primera vez este año.

Un abrazo

El Cerrajero dijo...

Iba a escribir una sesuda reflexión xD pero he leído esto y como está escrito mejor de lo que yo lo haría, a el me remito xDDDDD

El Barquero dijo...

Gracias por el enlace, cerrajero, resume muy bien estos tres años de despropósitos malintencionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...