Google No aprendemos

6 de octubre de 2006

Porto y la Caja de Pandora

La Espe vale un huevo, con perdón. Al acecho opositor (por concederle a Simancas tal condición, que me dirán ustedes de qué...) sobre la portoherida abierta, ofrece toda la colaboración del mundo a una posible comisión de investigación pero que, ya de paso, se haga por doquier.

He ahí el meollo, a los cánceres de la inmigración descontrolada y del terrorismo abrazado tenemos adosado en España desde hace mucho tiempo, la fibrosis de la corrupción urbanística, como bien me apuntaba hoy mi amigo Felipe. Porque esta enfermedad es degenerativa y no le mete mano nadie.

Marbella somos todos, que diría aquel.

Pero, a decir verdad, me cuesta creer que un "crack" de la talla de Porto Rey esconda cartas más turbias que las de otros, esos que ahora trinan.

Tampoco entiendo (bueno sí, me estoy haciendo el tonto...) que El País esperara hasta hoy para contar lo que ya sabíamos todos desde el día que Porto Rey aceptó su cargo. La tarea de contribuir con su experiencia desde el lado del empresario a la mejora de la gestión pública ya trajo muchos titulares... y ya se habló de que esto iba a pasar (el autor de tantos planes urbanísticos de la región dirigiría al equipo de técnicos que los evaluarían).

Llegan las elecciones, todo vale. ¡Más madera, es la guerra!

Pero hay que reconocer que la Espe tiene leños "paburrir". Óle ahí las tías.

A ver cuando se crea un pacto de Estado para que los caciques del suelo dejen de asfixiarnos a los mortales de a pie... de momento todos pasan de puntillas. Será que todos están pringados.

Los votantes no somos imbéciles y ya lo sabemos, lo que nos molesta, por lo menos a mí (me revienta), es que se atrincheren algunos en las demagógicas empalizadas del "ha sido ese", cuando todos vemos la sangre en sus manos goteando en los zapatos.

Que su zapatero les busque otro campo de batalla o que se lance de verdad a la arena, pero mariconadas las justas, por favor. No se puede ser tan poca cosa. Este gobierno todavía no ha demostrado valer para nada y se permite abrir la Caja de Pandora... a ver qué pasa. Esto es más grande que la alianza de civilizaciones esa de Mr. Bean.

Los creadores de la cultura del pelotazo quieren que se sepa la verdad. No me lo creo.

A ver en queda esto... me juego unos huevos rotos a que mi hipoteca sigue subiendo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...