Google No aprendemos

26 de febrero de 2006

Negociación, en mi nombre NO

Aberrante, disparatado, deshonroso, indigno, inconsciente, irresponsable… negociar con una banda terrorista que existe sólo para buscar esa debilidad enfrente. Una vez encontrada podemos decir que han ganado.

Despótico, dictatorial, opresivo, vergonzante, abusivo, tiránico, ofensivo… desatender la voz del pueblo. Esto es una democracia sólo cuando llega el día de votar, los otros cuatro años que nos den por culo, con perdón.

Inadmisible, inaceptable, insultante, humillante, provocador, cizañero, despreciable… contar 110.000 personas donde a la vista había, a la mía (que es muy comedida), cerca del millón.

Ese millón representaba a millones de almas, las humilladas ayer en todas las televisiones y ninguneadas desde Ferraz. Excepción honrosa una vez más de Telemadrid, que estuvo donde estaba la noticia, con el pueblo, con la voz de la calle.

La guerra de cifras sólo es la guinda, no nos liemos. La bofetada nos la han dado con la negociación y ahí las cifras se disparan… 40 millones de bofetadas, una por español. Una bofetada diaria desde que empezaron a bailar con su enemigo. Si aceptamos sus datos de 1.000 días de cameo con los etarras, tenemos que Rodríguez nos ha dado, como diría Kiko Ledgar, 1.000 mañanas humillantes, a 40 millones de bofetadas cada una… ¡40 mil millones de bofetadas! Y todavía se ríe.

Recomiendo ver el vídeo de El Batzoki, leer el manifiesto de José Alcaraz y darse una duchita fresquita cuando se enciendan los ánimos… pero NO OLVIDAR.

No olvidar a las víctimas, no olvidar el desprecio de los socialistas, no olvidar que votar a Rodríguez es negociar con ETA, es ceder al chantaje y es, además de una estupidez, una gilipollez muy gorda. ¿O a usted le gusta que le den una bofetada cada mañana?

No aprendemos

1 comentario:

Mars Upial dijo...

Efectivamente el baile de cifras es una guinda, pero amarga, una manipulación más. Pero convengo contigo que eso, aún siendo grave, no es lo más importante que sí es la voluntad de una gran parte del pueblo español que no quiere que el gobierno negocie con los terroristas. Ayer, una vez más, lo demostró.

Mars Upial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...